Proyectos

El juego es un proceso vivencial que favorece que el niño se escuche a sí mismo, reconozca sus necesidades y sentimientos y se acepte plenamente, acrecentando su auto confianza y la capacidad de interactuar con sus padres y otros niños.

En la medida en que sus sentidos despierten, conocerán su cuerpo, aceptarán sus sentimientos, siendo posible verbalizar sus deseos y necesidades, para encontrar un legítimo camino de crecimiento.

El juego es una experiencia siempre creadora, una experiencia en el continuo espacio-tiempo, una forma básica de vida.

D. Winnicott